Tratamiento de acondicionamiento

Los tratamientos de acondicionamiento son tratamientos personalizados enfocados a corregir aspectos concretos de la piel (acné, sequedad, sensibilidad…) de manera manual con principios activos naturales y sin uso de aparatología.

Están centrados en equilibrar las funciones de la piel, mejorando su sistema inmunitario y aportándole nutrición y vitaminas.

En nuestros tratamientos de acondicionamiento, realizamos una limpieza superficial de la piel (sin extracción), un peeling especifico según tipo de piel (ácido, enzimático, scrub…) y a continuación aplicamos mezclas personalizadas de principios activos. Finalizamos con una mascarilla específica para cada caso.

¿Cuándo te aconsejamos hacerte un tratamiento de acondicionamiento?

Cuando la piel no tiene necesidad de una higiene facial profunda (te has hecho una recientemente, o no tienes necesidad aun de una extracción), y prefieres un tratamiento manual con activos puros y sin aparatología.

Pieles muy sensibles, con dermatosis, pieles atópicas, con rosácea, hipersensibles, acneicas, con descamación… suelen ser candidatas ideales para realizarse tratamientos de acondicionamiento.