Biolifting con microcorrientes

El tratamiento facial de microcorrientes es un tratamiento milagroso contra el envejecimiento de la piel. En otras palabras, es un tratamiento facial centrado en la piel y los músculos. Hay 43 músculos faciales y 26 músculos en el cuello que pierden naturalmente su tono y firmeza con el envejecimiento. El tratamiento de rejuvenecimiento facial de microcorrientes utiliza una corriente eléctrica de bajo grado para «entrenar» todos esos músculos. Contornea, tonifica, reafirma y levanta los músculos y la piel. El resultado es un cutis más saludable que le hace parecer más joven.

Las microcorrientes fomentan la producción de ATP (trifosfato de adenosina), que favorece la creación y estimulación de proteínas estructurales como la elastina y el colágeno. El colágeno es la principal proteína que el cuerpo utiliza para crear músculo. De ahí que este tratamiento de rejuvenecimiento facial funcione como un entrenamiento para el rostro. Además, el tratamiento no invasivo activa las señales naturales del cuerpo que inducen la reparación de los tejidos.

Esto hace que se liberen sustancias químicas naturales para mejorar la piel a nivel celular. Como resultado, la piel dañada comienza a repararse y se estimula la producción de colágeno.

Los efectos de la microcorriente son eficaces para combatir los cambios de la piel relacionados con la edad, promueve la producción de elastina y colágeno y se desempeña excelentemente en la tarea compleja de corregir los contornos faciales.

  • Normalización de la circulación de la sangre, el flujo linfático, las funciones de las glándulas sebáceas
  • Reducción de la pigmentación de la piel
  • Estiramiento muscular
  • Eliminación de las arrugas
  • Eliminación de la hinchazón
  • Mejoramiento del color de la tez
  • Eliminación de las ojeras
  • Alisamiento del tejido de la cicatriz