Higiene facial con activos puros

La higiene facial es el tratamiento por el que normalmente deberíamos comenzar en la primera visita a cabina, como paso previo al resto de procedimientos de estética facial.

Consiste en limpiar en profundidad todas las impurezas del rostro (extracción de comedones), además de realizar una exfoliación profunda para eliminar las células muertas de la epidermis y con ello permitir que la piel tenga una adecuada oxigenación.

Nuestra higiene facial se combina con un coctel de activos biológicos puros de gran concentración, que ayudan a restablecer el pH y el punto óptimo de hidratación y grasa en nuestra epidermis, lo cual es la base que sustenta la salud de la piel en general y la prepara para que el resto de tratamientos posteriores actúen con más intensidad y rapidez.

¿Cuándo te aconsejamos hacerte una higiene facial?

Aunque la frecuencia con la que debes realizarte una higiene facial depende de varios factores, en nuestro centro recomendamos la realización de al menos un tratamiento trimestral, con cada cambio de estación.